18.1 C
Almendralejo
lunes, 26 septiembre 2022
- Publicidad -

LA GANADERÍA VICTORINO REGRESA AL COSO DE LA PIEDAD CASI 20 AÑOS DESPUÉS

Más Leídos

- Publicidad -
- Publicidad -
Hace más de veinte años que no lidia en Almendralejo, aunque parezca mentira, pues hablar de Victorino Martín es hablar de Extremadura.
Desde aquél 16 de agosto de 1993, “los victorinos” no pisan el Coso de La Piedad. Ese día conformaba la terna Víctor Méndes, Óscar Higares y Manuel Díaz “El Cordobés”.
No es una plaza en la que hayan lidiado en muchas ocasiones – solamente dos- y no con demasiados buenos resultados, pues el ganadero afirma que “la cogida más grave que ha tenido Víctor Méndes en una plaza ha sido por un toro de nuestra casa”. Pero Victorino se encuentra optimista y cree que esta vez las cosas saldrán bien: “a la tercera va la vencida y es un cartel que me ilusiona mucho, puesto que son tres toreros jóvenes que apetece mucho ver.”
Cuenta cómo anécdota de aquella última vez que lidiaron en Almendralejo que fue un no parar; “esa corrida de toros no se iba a lidiar en Almendralejo, iba para Olivenza a principios de temporada, pero debido a la lluvia, se suspendió el festejo y se lidiaron en el Coso de la Piedad. Nunca nos gusta lidiar el mismo día en varias plazas diferentes pero ese día dio la casualidad de que coincidía con otra corrida que teníamos en San Sebastián (Guipúzcoa), la televisaron por Canal Plus, me fui a verla a un restaurante en Almendralejo y al finalizar, me fui para la plaza de toros, que comenzaba el festejo a las ocho de la tarde. Terminamos y me volví a ir corriendo para la finca porque embarcábamos la corrida de Bilbao.” Algo que no es de extrañar, porque en pleno mes de agosto, una ganadería como la suya, tan demandada en todas las ferias de España, es inevitable que coincidan embarques con festejos, en repetidas ocasiones.
Extremadura le ha dado todo a la familia de Victorino Martín, desde que su padre decidiera instalar su ganadería en Coria, hace ya más de 60 años: “gracias a esta tierra, hemos podido hacer realidad nuestro sueño, pues aquí no había apenas ganaderías de toro bravo”.
Tan fuertes son ya los lazos de unión con esta tierra que hasta tienen una peña taurina muy cerca de Almendralejo, en Los Santos de Maimona; “siempre nos hemos sentido muy ligados a ella, pues, además, nuestra peña está hermanada con la peña taurina Luis Reina, cuya sede está en Almendralejo”.
Victorino sabe de la importancia que tiene el toro y lo que significa su ganadería para la afición, por ello, ha escogido los toros de este festejo con mucho mimo, acordes a la plaza en la que se van a lidiar: “vendrán algunos toros cinqueños, abiertos de sementales y de familias que han dado toros muy importantes para esta casa. El toro es la base de todo. Es la materia prima con la que el torero moldea su obra. Cuánto más importante es el toro, más importante es el espectáculo, por ello hay que cuidarlo para ponerlo todo a favor.”
En cuanto a los toreros que componen el cartel, afirma que “es un cartel distinto, atractivo y muy interesante para el aficionado. Joselito Adame es una figura del toreo en México y en España, este año, tuvo una gran tarde en San Isidro, además de triunfar en ferias como la de Burgos y Soria.
José Garrido es un torero que no se ha anunciado tanto con nuestra ganadería pero que las veces que lo ha hecho, como el año de la pandemia en Herrera del Duque, estuvo sensacional cuajando a sus dos toros, a los que les cortó cuatro orejas.
Manuel Perera es el más joven de los tres y hará su presentación como matador de toros en su tierra. Ha venido mucho a tentar por casa y ya de novillero mató un novillo nuestro. Un torero muy prometedor y es el relevo y aire fresco que llega a esta tierra.”
Victorino, además de ser un gran defensor de la Tauromaquia, de acudir siempre donde se le reclama, es presidente de la Fundación del Toro de Lidia y su discurso en cuanto a la defensa de la Fiesta Nacional, es impecable: “el mundo del toro hay que cuidarlo, enseñarlo a los niños. Es nuestra cultura y raíces. La cultura de España es la fiesta de los toros. La Tauromaquia nos ha educado desde hace miles de años, nos ha influido en nuestra manera de vivir y ha marcado nuestro carácter. La mejor forma de defender la Tauromaquia es llenar las plazas de toros. Contra plaza llena, no se atreve nadie.”
Pues que así sea y el próximo 15 de agosto se llene el Coso de la Piedad, que los toros embistan y que los toreros triunfen y puedan salir a hombros, porque esa será la mejor defensa de nuestra cultura y de nuestra forma de vida.

Más Noticias

- Publicidad -

Últimas Noticias