11 C
Almendralejo
viernes, 2 diciembre 2022
- Publicidad -

LA COMUNIDAD DE LABRADORES ACUSA AL GOBIERNO DE VARA DE ‘ECOLOGISMO TRASNOCHADO’ AL PROHIBIR LAS QUEMAS

Más Leídos

- Publicidad -
- Publicidad -
LA COMUNIDAD DE LABRADORES ACUSA AL GOBIERNO DE VARA DE ‘ECOLOGISMO TRASNOCHADO’ AL PROHIBIR LAS QUEMAS
La Comunidad de Labradores y Ganaderos de Almendralejo (CLYGAL) acusa al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, de ‘atacar’ una vez más a los agricultores, practicando ahora un ‘ecologismo trasnochado’, como se pone de manifiesto en el artículo 14 de la orden publicada el pasado viernes, con la que queda prohibida la quema de sarmientos y ramón del olivo procedentes de la poda durante todo el año, con las excepciones de que existan determinadas plagas en la explotación.
Asimismo, reclama al mandatario extremeño que identifique al Comité de Expertos que aconseja triturar los restos de poda en lugar de quemarlos, y que diga también quiénes son los artífices de una normativa represora, impositiva y antiprogresista, más obsesionados por perseguir y amenazar a los agricultores con escandalosas sanciones económicas que por trabajar en la búsqueda de soluciones que dejen de atenazarlos.
La Comunidad de Labradores exige a la consejera de Agricultura Begoña García Bernal que suprima el artículo 14 de la ORDEN de 11 de octubre de 2022… del PLAN INFOEX, por la que se regula el procedimiento para el otorgamiento de autorización excepcional de quema de residuos vegetales o, en su defecto, que lo modifique para que le encuentre el encaje legal necesario, como han hecho otras comunidades autónomas, para que se puedan seguir quemando esos sarmientos y ramones del olivo durante la época de escaso riesgo de incendio, como hasta ahora, porque ‘los agricultores ya no pueden más’.
Si la titular de Agricultura -prosigue- es incapaz de llevar a cabo esa adaptación de la normativa para evitar un perjuicio más a los agricultores, debería marcharse y dejar paso a quien pueda velar por la viabilidad de las explotaciones agrícolas, porque ya está bien de utilizar la Unión Europea y las directivas comunitarias como escudo para esconder su desmedida incompetencia para defender los intereses de los productores agrarios, en una región eminentemente agrícola y ganadera como la nuestra.
La Comunidad de Labradores quiere expresar su apoyo a las medidas anunciadas por APAG Extremadura ASAJA, tanto en lo que respecta al recurso que presentará contra esta Orden, como a la concentración convocada para el próximo 11 de noviembre ante la Presidencia de la Junta, a la que asistirá una amplia representación de esta Organización Profesional Agraria.
La CLYGAL recuerda los elevados costes de producción a los que tenemos que hacer frente los agricultores por la escalada de precios en los insumos, para luego vender en muchas ocasiones a pérdidas, y todo por la incapacidad o el desinterés de las autoridades que deben controlar y hacer cumplir la Ley de Cadena Alimentaria para no vender por debajo de los costes de producción.
Agrega que, si a los costes que ya se soportan, añadimos ahora los gastos de una trituradora para los restos de la poda, o el transporte a un centro de tratamiento de esa biomasa, se vuelve a ‘castigar’ al agricultor en unos momentos en que muchas explotaciones son inviables y empiezan a plantearse abandonar las tierras de cultivo.
La Comunidad interpreta esta orden como un nuevo ‘ataque’ a los agricultores, que padecen las exigencias de la PAC en lo referente a la limitación de productos fitosanitarios, y con el nuevo documento que entrará en vigor en 2023 se verán reducidas las ayudas si no se acogen a los ‘leoninos’ ecorregímenes o ecoesquemas.
Considera una paradoja y una contradicción más el hecho de que mientras la Comisión Europea acuerda ampliar la dependencia del carbón como fuente de energía, la Junta de Extremadura ‘asfixie y demonice’ al agricultor con esta nueva orden, prohibiéndole llevar a cabo la quema de sarmientos y ramón procedentes de la poda.
La CLYGAL concluye condenado la actitud de Fernández Vara, que antepone una vez más criterios ideológicos y políticos ordenados por las minorías, a los criterios puramente agronómicos, que deberían ser los que primaran para el mantenimiento de una actividad agrícola social, económica y medioambientalmente sostenible.

Más Noticias

- Publicidad -

Últimas Noticias